La traicion en la Edad de Oro de la Soja

A partir del voto “no positivo” del vicepresidente sería bueno analizar la naturaleza de la traición, lo cual permitiría percibir más claramente si el hecho fue consumado o no. La traición supone la acción de un agente, llamémoslo “x” sobre otro “g” Entonces analicemos cuales son las condiciones necesarias para ello suceda (1).
Independientemente del valor que puede tomar “x”, son dos notas básicas las que definen la acción de traición.
a) El vínculo de pertenencia, “x pertenece a g”, él se identifica como uno más dentro de ese conjunto o grupo, se reconoce como parte de él (2).
b) La otra caracterísitica propia, es el acto inesperado, sorpresivo y determinante, el cuál es adverso al grupo que lo contenía y lo idenficaba. Como tal es un acto intencional, supone voluntad y decisión (3).
b.1) Una nota adicional, se desprende de la anterior, es que el traidor infringe un duro golpe al grupo que deja, por que se eligió el momento y oportunidad para provocar el daño mayor y en el mismo acto obtiene su propio beneficio, y casi naturalmente el nuevo grupo de “x” provee a éste salvaguarda para su nueva vida, y también para no llegar a caer en manos del grupo anterior, además medios que mejoran notablemente su situación.
He podido leer diversas interpretaciones que quiero desmenuzar. Para Sasturain por no haber un vínculo de amistad o afinidad previo y válido, la acción del vicepresidente no satisface el accionar de un verdadero traidor,  sino que su accionar es el de un simple cagador (4).
Sasturain hace incapié en la frase de Giuliano-Lambert: “Precisamente: sólo traicionan los amigos”,   pero hay un error al acentuar en el concepto de amistad, concepto que es ajeno al ámbito político.  Que el traicionar sea propio de amigos, no alude a la amistad, alude al vínculo estrecho.
Conformar una lista de candidatos, que obtiene el triunfo y a su vez tanto el triunfo como la alianza están convalidando una gestión previa y políticas que incluyen un lineamiento económico que también ya estaba vigente, y segundo punto de discrepancia con Sasturain, la alianza viene a suscribir una forma de política implícita y muy poco novedosa, presidencialismo, personalismo que no contempló las opiniones y accionar de aliados o instituciones tradicionales, sino más bien promover en tiempos remotos, un proyecto autosustentado en el caudal de votos, y una construcción política transversal. Se suscribió libremente a una política y con una forma de hacerla.
El grado de compromiso del vice en la alianza no afecta el vínculo ampliamente formalizado (5) . Uno del los más prominentes dirigente de los pocos sobrevivientes de un partido perimido acepta integrar una alianza y ocupar algún espacio político antes que quedar bajo el techo político de su propio distrito, y aunque sus intenciones sean oscuras, ésto último no hace mella en el compromiso tomado.  Porque la solidez y formalización del vínculo está fuertemente determinado con solo considerar la validación desde el afuera, que miles hicieron por urna. Se cumple con ambas condiciones.
Más me gusta acercar la imagen del escorpión de la fábula de Esopo, eso conformaría el escenario del siguiente modo: el escorpión hace por naturaleza lo que le es propio, aquí el actor tiene un miserable proyecto propio de antemano y un delirio de revivir al partido, llegado el caso de que le sea útil. Se suma a una alianza, para desde allí, esperar el momento oportuno para dar el salto y tratar de empezar una construcción política propia y ya ajena a la alianza. Pero la traición aparece aquí de nuevo, se cumple de nuevo con las dos condiciones. Pegar un buen golpe en el justo y oportuno momento, debilita al grupo de pertenencia, ya sea de compromiso profundo u ocasional, es al fin compromiso y está formalizado, para empezar a mostrar su verdadero, personal y mezquino proyecto. El gobierno cometió errores estratégicos: dilatar la batalla, que era, por ser la primera, trascendente, obstinación al punto de jugar todo su capital en la primera gran contienda y un cálculo de su bancas-votos-poder muy errónea (6).
Ciertas actitudes despertaron y exacerbaron el antiperonismo más  cruel de la historia. Los propios errores fueron los que solidificaron la comunión de los adversarios políticos y una movilización sustentada por el descontento, histórico hacia posturas populares y fuertemente manipulado por medios que trataban de esquivar el debate y enfocar el color de la piel de D´Elía, que obviamente es lo que determina todo su accionar “chispero” y revoltoso; y también lo pintoresco de la trup de Moreno.
Esta unión no de amor sino de espanto hacia el populismo fue importante y como tal fue la señal que esperaba el vicepresidente en este segundo escenario. La misma señal que revivió a todos los muertos políticos que rápidamente se ofrecieron a defender esta, ahora gran y nueva causa en contra del monopolio político que se empezó a resquebrajar.
La única salvedad, que creo se puede hacer y utilizar para discutir la consumación de la traición, es el hecho de que el traidor no avisa, y el vicepresidente estaba dando señales bastante claras. Las amenazas de tener que irse y las acusaciones de traición días previos, eran una forma de presión para alguien que tenía una postura tomada. El mal cálculo de votos propios, defecciones y el desempate final, le dieron una trascendencia mediática muy espectacular. Esto se tendría que haber resuelto meses antes con capacidad política de negociación o con una diferencia de votos clara y contundente, lo primero porque desgasta innecesariamente y lo segundo porque no se participa en batallas sino no hay un buen indicio de llevarse la victoria. Definir por penales… es a suerte y verdad , y más de lo primero que de lo segundo. Porqué el actor no se considera traidor abiertamente, aunque si lo hace al titubear y pedir perdón?. Es una posición desde la cual puede obtener algún provecho político mas, prensa para una futura postulación y con un poco de suerte, la posibilidad de volver a pegar de nuevo, dar una fuerte estocada que se conformaría importante por el grado de deterioro que tenga la gestión oficial en ese momento. Ahora tiene de su lado a los medios que volverían a tratar de mostrar su accionar como el de un paladín mientras defienda los intereses de este nuevo grupo (7). 

El problema con el traidor es la reincidencia, ¿porqué no puede volver a traicionar a su nuevo grupo de pertenencia?, si todo está en función de su proyecto personal y este se va a acomodar a cualquier grupo emergente que pueda mostrarse como una construcción de poder válida… aunque sea en apariencia.

1. Definamos a “x” como el agente, preferentemente individuo. Para el caso de“g” aludimos a un grupo que puede estar integrado por un sólo individuo o varios. Este grupo puede conformarse por un amigo de “x”, un equipo de futból, un partido político, un estado, etc.

2. Que pasarías si la letra “z” en un momento declara que en realidad no es una consonante sino que venía simulando serlo, pero que en realidad siempre fue, de alma y corazón, una vocal.

3. Noimporta cual sea el grupo “g” de pertenencia, lo determinante es el abrupto cambio de postura. La letra “z” dice ser algo totalmente diferente a lo parecía, el jugador que mete gol intencionadamente en arco propio, o de un modo solapado el defensor que no defiende; Brutus y Casio asesinan a César. Antenore pinta una marca en una puerta de la ciudad de Troya, y sólo él y el enemigo saben que esa puerta esta abierta, para atacar y arrasar la ciudad que hasta ese momento cobijaba a Antenore como a un digno troyano más.

4.Pensemos en un caso extremo: ¿Acaso Carlo Rizzi no traiciona a Santino Corleone?. La moralina con que se juzgue tanto a los agentes como a sus acuerdos previos no afectan la figura de la traición. Considérese también que a Rizzi nunca se le permitió formar parte de los negocios familiares.

5. Si un integrante de un matrimonio comete infidelidad, la moral del actor no desvirtúa el vinculo formal y legal constituido ante testigos y otros, incluidas las instituciones. Si puede ser la consecuencia de.

6. Esto debilitará la posibilidad de profundizar la lucha en contra de la concentración, los monopolios, los intermediarios y las prevendas.

7. Hay algo Kuhneano. Un elemento intrascedente de la teoría anterior pude convertirse en la piedra fundamental de una nueva teoría. Ese elemento se define y justifica dentro de cada teoría de un modo totalmente diferente, el sol de Aristóteles y el de Galileo no son el mismo objeto. Parecer un adorno intrascendente en una fórmula presidencial por un lado y pasar a ser para el nuevo grupo, el salvador del sistema.

Entradas Soberbias:

Libros soberbiamente escritos:

El Padrino
Mario Puzo
 

Editorial EDICIONES B



ISBN: 84-666-1743-4

603 págs. Peso estimado: 330 gr.
En
esta novela el autor presenta a la Mafia, no como una mera asociación
de facinerosos, sino como una compleja contrasociedad con una cultura,
unas interrelaciones y unas jerarquías comúnmente aceptadas, incluso
más allá de los círculos de delincuentes. El protagonista, Vito Corleone, es el Don más respetado de Nueva York, a donde llegó con sólo
doce años procedente de Sicilia.Implacable con sus rivales
, Corleone es un hombre inteligente, astuto y fiel a los principios del honor y la amistad…

 

Comprar





 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La traicion en la Edad de Oro de la Soja

  1. Pingback: Copani: yo nunca me metí en política | Jamon del Medio

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s