El mito de la eterna pobreza

“Con la misma desaprensión que negó condición obrera a los trabajadores de la base, ahora excluye la existencia de los grandes sectores de las otras clases que contribuyen a su conformación, y aun los mismos de procedencia proletaria, que se han calificado en el ascenso colectivo. Aparentando una revisión de sus errores anteriores, reinciden en los mismos porque el error es de método. No quieren entender la naturaleza vertical de los movimientos de la sociedad argentina por lo que no se ajustan sus conclusiones a la realidad, sino que someten ésta a la necesidad de encuadrarla en el esquema prefabricado de la ideología importada que demanda una visión exclusivamente horizontal de los desplazamientos sociales.” …
“Lo gracioso es su soberbia, común con toda la intelligentzia. Confiesan que no entendieron, se rectifican en las conclusiones sobre el ayer, pero en el presente actúan con la misma seguridad que antes, y enuncian la fórmula química siguiendo en la total ignorancia de sus componentes, porque son incapaces de la humildad intelectual que exige prescindir de la sabiduría libresca para considerar los hechos argentinos que no están contenidos en los estantes de la biblioteca.”
“Que la alta clase propietaria se aferre al país chico, no será patriótico, pero es congruente, como ya se ha dicho. También se ha dicho que es explicable que la imagen de un status seduzca con su jerarquía supuesta a los “primos pobres” y a la alta clase media. Pero que la burguesía desnaturalice su función histórica adoptando las pautas ideológicas de las clases que se oponen a su desarrollo, es una aberración, porque su posición antinacional significa una posición antiburguesa, ya que el desarrollo de un capitalismo nacional dependen exclusivamente de la modernización de las estructuras. Así, sólo la dirección de los trabajadores aparece cumpliendo su función histórica y teniendo que cubrir, además de su tarea en la conducción del proletariado, el claro, la vacante de la función abandonada por la burguesía, en la expansión hacia la Argentina potencia.”
“Tal es el caso de la expresión “aluvión zoológico” del Dr. Ernesto Sanmartino, o aquello de “libros o alpargatas”, del profesor Américo Ghioldi.”

Arturo Jauretchte – El medio pelo en la sociedad argentina

Antes de la mitad del siglo pasado se trataba de justificar que los pobres son pobres porque se lo merecen, así denunciaban a los trabajadores “Sacan el parquet para encender el fuego para el asado.” . Fue gracias a Evita, en base al modelo de Ciudad Jardín de Edward Howard urbanista del siglo XIX, que muchos trabajadores (cabecitas negras) pudieron acceder a su vivienda.

Otro mito bastante parecido circulaba en Gran Bretaña teniendo como blanco a los trabajadores que habían accedido a viviendas, aquellos no hacían asado con el parquet, eran un poco menos “grasas”, pero usaban la bañadera para criar pollos y el bidet como pecera.

“Declaró Sanz (actual senador de la nación): “Desde que se implementó el Programa de Asignación Universal por hijo, los datos marcan que lo que se venía gastando en juego y droga ha tenido un incremento” Otra vez, sesenta años más tarde, “utilizan el parquet para hacer asado”. Todos los datos de incremento de consumo en alimentos y bebidas los desmienten. La baja de la pobreza y con mayor intensidad de la indigencia es un rotundo no a sus afirmaciones. El incremento de la matrícula escolar es una escupida a sus prejuicios. La mejoría en la prevención que implica la obligatoriedad de las vacunaciones y control sanitario sujeto al cobro semestral de una diferencia que se retiene de la asignación, es otro mentis a sus declaraciones. Un trabajo del Centro de Estudios para el Desarrollo Argentino, sostiene que con la medida que critica el senador salieron de la pobreza entre 1,4 millones y 1,8 millones de personas y de la indigencia entre 1 y 1,5 millones.”

El mito es querer justificar el padecimiento de alguien por su propia responsabilidad o pertenencia al sector. Una vuelta de tuerca peligrosa es justificar a los desaparecidos. “Algo abran hecho”, se habla de desaparecidos como si hubieran desaparecido por una decisión más allá de lo humano o porque se lo merecían. El vocablo desaparecido lo acuño Videla y es otra muestra más del pensamiento más retrogado.
.
.
.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s